Portalápices con cilindros de cartón

Volvemos con una de nuestras manualidades con materiales reciclados (ya a estas alturas sabéis que nos chiflan). Se trata de unos portalápices con cilindros de cartón, para los que vamos a aprovechar los cilindros que vienen dentro los rollos de papel de horno, aluminio, etcétera Ya en Pequeocio os hemos mostrado otras manualidades para aprovechar estos rollos, como estos prismáticos muy divertidos o bien estos coches de juguete caseros. ¡El día de hoy vamos a poner orden en el escritorio con estos portalápices!

Son muy simples de hacer, solo requieren un tanto de paciencia por el hecho de que precisan tiempo para secarse entre cada paso, mas vais a ver que con nuestro tutorial paso a paso esta manualidad con rollos de papel no va a tener ningún secreto para vosotros.

¿Los vemos juntos?

Para efectuar estos portalápices usaremos los tubos de cartón que vienen dentro los rollos de papel de horno o bien aluminio, por el hecho de que son los más recios.

Hemos hecho 2 variaciones, una para respaldar sobre el escritorio…

Y otro para colgar…

 

Materiales necesarios

  • Tubos de cartón: han de ser bastante recios. Para cualquiera de los 2 portalápices hacen falta dos tubos
  • Aguaplast (enduído, la pasta blanca que se emplea para tapar fisuras y orificios en la pared)
  • Cola vinilica
  • Pinturas acrílicas de los colores deseados
  • Tijeras, pinceles, trincheta (cútter), papel de lija
  • Para decorar: hilos, pasta modelable (en mi caso, , lo que tengáis en casa!)

Paso a paso para hacer portalápices con cilindros de cartón

 

  1. Lo primero que vamos a hacer es recortar los pedazos de cilindro que necesitamos: para el celeste siete pedazos de entre ocho y doce cm, todos de diferente altura. Para el rosa siete pedazos de seis cm.Debemos pegarlos entre ellos con la cola, o bien con algún adhesivo de secado veloz, para poder proseguir trabajando de manera inmediata. Para hacer el portalápices celeste comenzaremos con el pedazo más corto, y también vamos a ir pegando por detrás el resto pedazos, alternando las alturas, y dejando el más alto para el final. Conseguiremos de esta manera una forma que recuerda a los caños de los órganos de iglesia.Para el rosa es suficiente ir pegando los pedazos de forma dispar, de forma que ningún borde coincida con el de otro pedazo.Dejamos secar bien la cola ya antes de proseguir.
  2. Cubrimos toda la superficie con aguaplast, con la ayuda de un pincel, no cargando demasiado de material para no tener que limar demasiado después. Debemos prestar atención a rellenar bien los espacios entre cilindro y cilindro, para darle una mejor terminación. Extendemos realmente bien el aguaplast en los bordes asimismo, para darle más rigidez al portalápices y un acabado minucioso. Dejamos secar realmente bien, quizás hagan falta múltiples horas.
  3. Con una lima fina, pulimos dejando la superficie lo más llana que podamos. El cartón se rompe de forma fácil en los bordes, con lo que hay que tener precaución.
  4. Para que los bordes queden minuciosos, sin partes levantadas, vamos a dar una mano de cola vinilica por todo el borde, por fuera y por la parte interior, por lo menos hasta donde lleguéis con el pincel. Dejamos secar nuevamente
  5. Llegó la hora de pintar. Para el rosado, sencillamente dimos una mano de color, teniendo cuidado de que cubra bien. En el celeste empleamos un efecto ‟gastado”, y lo conseguimos dando una primera mano de color (celeste), y cuando esta primera mano está bien seca, aprovechamos que la superficie no había quedado muy llana, acentuando la textura frotando con un pincel desnarigado viejo con poquísima carga de pintura (color crema).
  6. Para acabar, y que queden más minuciosos y bonitos, puedes decorarlos. En el portalápices celeste enroscamos múltiples veces cerca de la base un hilo bonito, para formar una suerte de zócalo que le sienta realmente bien. Al portalápices rosa le hicimos un borde con bolas de pasta moldeable, simulando una suerte de bordado.

Esperamos que os haya agradado esta idea y que la pongáis en práctica, ¡hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *