Pintura de Dedos ¡dibuja animales con tus manos!

La pintura de dedos es el material idóneo para desatar la inventiva de los más pequeños: lavable, segura y con la consistencia justa a fin de que los pequeños experimenten con el color utilizando sus manos.

Hoy os traemos de la mano de Giotto unas manualidades para niños súper simples y también ideales para los peques de la casa: dibujaremos animales con la huella de la mano, utilizando la pintura a dedos Giotto… ¿os agradaría verlas?

Dibujos con Pintura de Dedos

Materiales

Dibujar este flamenco con Pintura a Dedos os resultará sencillísimo si proseguís los pasos del vídeo de arriba, sin embargo os lo explicamos asimismo pasito a pasito ahora.

Comenzamos mezclando los colores colorado y blanco de pintura para dedos de Giotto en un pocillo. Vamos a poner más cantidad de blanco que de colorado para lograr el tono rosa del flamenco.

A continuación, pintamos la mano izquierda con el maxi pincel y presionamos sobre la cartulina, poniendo la mano de forma horizontal sobre el centro de la hoja.

Mientras lo dejamos secar, dibujamos en una cartulina rosa el cuello del flamenco, y una vez recortado lo pegamos con cola blanca en nuestro dibujo. Ahora, dibujamos los detalles de la cara y las patas con los rotuladores Giotto cilindro color rosa y negro. Para el agua, vamos a recortar un pedazo de cartulina azul de forma que quede a la altura de las rodillas del animal, y la pegamos.

Para terminar, vamos a pintar plantas alrededor del dibujo con pintura verde, con la ayuda del dedo meñique para simular las hojas. Para el tallo empleamos el rotulador verde Giotto Turbo Color y, con este último toque, ¡tenemos este fabuloso flamenco acabado!

En cuanto conozcáis la técnica de la pintura a dedos, podréis efectuar muchos animales más, ¡solo debéis continuar vuestra imaginación!

Desde la medusa más simpática (podéis ver el vídeo pasito a pasito acá)…

¡hasta el pavo real con la cola más increíble!… ¿Qué otros animales se os ocurren?

Ventajas de la pintura de dedos

Pintar con los dedos es una actividad que potencia y desarrolla la imaginación de los pequeños. Es desde el primer año de vida más o menos cuando los bebés pueden dar sus primeros pasos pintando, siempre y en todo momento, eso sí, bajo vigilancia de un adulto y usando materiales que no resulten tóxicos y estén en especial dispuestos para el manejo infantil, como la pintura a dedos Giotto que es súper lavable tanto de manos como de tejidos, está dermatológicamente testeada, libre de gluten, y es ideal para una primera aproximación al color.

A veces los progenitores escapamos de cualquier actividad que pueda manchar o bien manchar a nuestros hijos, mas debemos comprender que el proceso de mancharse y probar es parte de su desarrollo, y el contacto con las pinturas y colores desarrollará indudablemente su inventiva, imaginación y expresión artística.

Además estimula su coordinación motora y la psicomotricidad fina y desarrolla su capacidad espacial. Como veis es una actividad llena de ventajas, con lo que perded el temor y también incentivadles a fin de que pinten con los dedos.

Materiales precisos para pintar con los dedos

Para comenzar a pintar con los dedos precisaréis realmente pocos materiales: pintura para dedos que sea natural y no tóxica, dermatológicamente testeada y capaz para empleo infantil, cartulinas, y una superficie de trabajo en la que los pequeños se hallen cómodos. Asimismo es interesante tener a mano un harapo húmedo para poder adecentar la pintura de los dedos al mudar de color y así no entremezclarlos.

¿Qué os semeja, vais a animaros a dibujar con vuestros hijos ciertos animales que os planteamos? Con Giotto os resultará un instante entretenido y lleno de inventiva.

Podéis hallar la Pintura para Dedos Giotto aquí>ver pintura de dedos Giotto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *