Piedras pintadas, una manualidad muy entretenida

Pintar piedras es una manualidad fácil para hacer así como los pequeños, quizás aprovechando las piedras que han juntado en la playa. De esta forma se divertirán encontrando las formas ocultas en las piedras y pensando como decorarlas para jugar entonces con ellas o bien para obsequiarlas a abuelas y tías. Hemos elegido imágenes de piedras pintadas, una manualidad amena para pasar las largas tardes de las vacaciones, singularmente en esos días en que llovizna y no podemos ir a la playa o bien la piscina.

Ya os habíamos mostrado 10 manualidades con piedras pintadas, el día de hoy vamos a ver seis nuevos ejemplos de las cosas fantásticas que se pueden hacer con piedras y pintura. ¿Os agradaría ver estas manualidades para niños?

Piedras pintadas, animales sencillos

En el link que veis bajo la imagen podéis descargaros las plantillas para imprimir las colas, las orejas y demás unas partes de estos fáciles animales, que entonces los pequeños van a poder colorear para darles el toque final a estas piedras pintadas fáciles y entretenidas. Asimismo precisaréis ojos móviles, si bien podéis hacerlos pintados si no los tenéis en casa.

Piedras pintadas, cuadros divertidos

Con las piedras pintadas podemos hacer bonitos cuadros para decorar cualquier rincón. Utilizando nuestra imaginación debemos conjuntar diferentes piedras para hacer cada una parte de, por servirnos de un ejemplo, los peces: una piedra grande va a ser el cuerpo, las piedras pequeñas de forma alargada las aletas, etc.

Una vez que hemos pintado todas y cada una de las partes, las pegamos a una madera con un adhesivo resistente, y ya tenemos listo nuestro cuadro de piedras pintadas.

Piedras pintadas, animales

Siempre combinando piedras de diferentes tamaños se pueden efectuar estos animales algo más complejos que los primeros, una manualidad para niños más grandes. Para un resultado más durable lo más indicado es pintar con acrílicos y resguardar entonces con barniz transparente, si bien si los pequeños son pequeños es mejor emplear témperas por el hecho de que las máculas se quitan más simple.

Piedras pintadas, monstruos

Lo más entretenido puede ser dar brida suelta a los pequeños a fin de que pinten las piedras como deseen, ¡os sorprenderéis con las criaturas que idearán! Aparte de las pinturas, dadles otros materiales, como lanas, papel, pompones, etcétera a fin de que puedan llenar los detalles de sus monstruitos.

Piedras pintadas, caras para armar

Usando piedras pequeñas se pueden crear juegos tipo puzle, pintando en todos y cada pieza parte de algo, por poner un ejemplo, caras. Ojos, bocas, narices, orejas, cejas… Entonces los pequeños se divertirán combinándolas para formar amenas caras cada vez diferentes.

¿Os han agradado estas piedras pintadas? Si aún os quedan ganas de ver más imágenes inspiradoras, no os perdáis estas otras ideas para pintar piedrasque os mostramos hace ya un tiempo. ¡A pintar se ha dicho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *