ocho piedras pintadas ¡muy originales!

Cada vez que vemos todas y cada una de las pequeñas obras de arte que se pueden hacer pintando piedras nos quedamos fascinados, de ahí que nos agrada traeros ciertas ideas que os puedan servir de inspiración. Si las piedras pintadas os agradan tanto como a nosotros, os encantarán estas manualidades divertidas: 8 piedras pintadas ¡muy originales!

Animales de todo género y bellos paisajes son los protagonistas de esta selección de imágenes. Si os dais maña con los pinceles, os encantarán estas ideas; solo precisáis acrílicos y pinceles o bien rotuladores de tinta permanente, un barniz para resguardar, piedras… ¡y vuestra inventiva! ¿Deseáis ver estas piedras pintadas?

¡Qué simpáticos son los bichitos de la imagen primordial! Y bastante fáciles, primero pintamos la piedra de negro, y en el momento en que se secó hacemos las líneas de colores… (fuente: Fler)

Piedras pintadas, animales

¡Estos cerdos me chiflan! Me recuerdan a los cerdos algo traviesos de La Oveja Shaun. Están hechos con una piedra grande y otras pequeñas para hacer patas, morros y orejas, podéis pegarlas (en el momento en que se haya secado la pintura) con un adhesivo instantáneo. Otra idea para copiar es la de utilizarlas para hacer cuadros.

Esto pájaros son puro ojos, y es que basta pintar las piedras de amarillo y después dibujar y pintar los ojos y un pequeño triángulo para el pico, para hacer estos personajes tan entretenidos.

No es preciso que la piedra tenga una forma particular a fin de que pueda transformarse en un animal, asimismo podemos pintar las distintas partes (cabeza, patas, etc) en exactamente la misma piedra, y el efecto es realmente bonito.

Si os agrada pintar, podéis dibujar el personaje en el centro de la piedra y llenar el fondo con un paisaje simple. Otra idea para copiar es utilizar ojos móviles, van a dar un aire todavía más ameno a los animales.

Con elementos fáciles se puede conseguir un efecto verdaderamente conseguido, como en el caso de esta oveja, donde solo hay que pintar la cara y después hacer unos espirales blancos acá y allí para simular la lana. Aparte de acrílicos, asimismo se pueden emplear rotuladores de tinta permanente, os resultará más fácil hacer líneas y dibujos finos.

Piedras pintadas, paisajes

Combinando múltiples piedras se puede crear el espacio preciso para pintar un paisaje panorómico como éste… ¡una monada! Me semeja percibir el estruendos del mar…

Y si lo vuestro es el arte, vais a tener la paciencia precisa para ir pintando los objetos que componen un paisaje en piedras pequeñas, y después pegarlas sobre una tabla para componer un panorama tan sugestivo y bonito como este.

¿Qué os semejan estas piedras pintadas? ¿Cuál os ha agradado más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.