Haz una puerta para el ratoncito Pérez

La mejor etapa de una persona es la niñez, y desde muy pequeños imaginamos y creamos muchas cosas. Tal es la imaginación, que hoy en día puedes convertir tus fantasías en realidad. Una de ellas es la puerta para el Ratoncito Pérez. Este pequeño y mágico personaje es el invitado más esperado en nuestra habitación. Puesto que, nos llena de muchos regalos. Es por esta razón que debes facilitarle el acceso. A continuación te diremos los materiales necesarios para la realización de esta fascinante obra de arte.

 

Materiales a utilizar para hacer la puerta para el Ratoncito Pérez

No son muchos los materiales que debes utilizar si deseas elaborar una puerta para el Ratoncito Pérez. Sin embargo te diré las herramientas que debes utilizar para la creación de tu gran puerta. Los materiales que necesitas son: palos de helados, silicona, pintura acrílica, botones, pinceles y tijeras. Todos estos elementos los puedes encontrar en casa y los que no, los puedes adquirir a un precio moderado. Aquí te daremos mayor información sobre la elaboración de la estructura.

 

¿Cómo hacer la puerta para el Ratoncito Pérez?

Con los materiales que te hemos dicho con anterioridad, puedes crear la mágica puerta para el Ratoncito Pérez. Seguidamente te mostraré cómo hacerla paso a paso y de forma muy sencilla:

  • Palos de helados. Lo primero que debes hacer es seleccionar cinco palos de helado, seguidamente los colocas uno al lado del otro. Luego pegas con silicona dos palos más de forma cruzada, esta será la base de  tu puerta.
  • Tijeras. Debes cortar los pedazos de madera que pegaste de forma perpendicular. Asimismo, los bordes de la base para que quede recta.
  • Pintura Acrílica. Puedes utilizar la pintura acrílica del color que más te guste y empezar a pintar la puerta. Cuando esté totalmente seca la decoras, preparas un pequeño cartel donde identifiques el nombre de tu invitado especial.
  • Botón. Para darle un toque distintivo le anexas un botón pequeño que será la manilla de la puerta. Para finalizar, fijas la puerta a la pared con cinta de doble cara y así le das la bienvenida al ratón Pérez.

 

La habitación es el espacio más especial de cualquier individuo y más aún para un niño. Es por ello, que debes de acondicionarla y llenarla de magia. Haciéndole la puerta al Ratón Pérez puedes notar en la cara de tu hijo su ilusión. Puesto que en todo momento están esperando ver pasar al ratoncito que viene en busca de su diente.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]