De qué forma hacer nieve artificial casera para jugar

¿A vuestros peques les chifla la nieve? ¡Puesto que no hace falta moverse de casa para poder jugar con ella! El día de hoy os traemos una propuesta muy original para hacer nieve artificial en casa. Esta actividad infantil es idónea para alentar la motricidad y el sentido del tacto, como hemos visto ya en el momento en que os mostramos ciertos juegos educativos caseros para pequeños de infantil pero ¡atención!, los ingredientes de esta nieve artificial no son comibles, con lo que no recomendamos utilizar esta receta con pequeños pequeñísimos que aún se lleven las cosas a la boca.

Con tan solo 2 ingredientes podemos fabricar una nieve artificial que se comporta como la verdadera: vamos a poder moldearla y hacer pequeños muñecos de nieve e incluso ciertos experimentos… ¿Os agradaría saber de qué manera hacer nieve para jugar en casa?

 

Existen diferentes recetas para fabricar nieve artificial en casa. Hemos investigado un tanto por la red y hemos elegido 3 de ellas, muy similares entre sí. Como os afirmábamos ya antes, ciertos ingredientes no son comibles con lo que os recomendamos no emplear esta nieve con pequeños pequeñísimos y si tenéis dudas, no dejéis a los peques solos mientras que juegan, para poder supervisar que no se lleven la nieve a la boca.

En todos y cada uno de los casos precisaréis una caja o bien recipiente extenso y bajo donde los pequeños van a poder jugar con la nieve y si deseáis, podéis cubrir la mesa o bien el piso con una lona o bien un plástico para no tener que adecentar tanto cuando acaben de jugar. Además de esto precisaréis ramitas, botones, pedacitos de lona, todas y cada una de las cosas que os puedan valer para jugar con la nieve y crear muñecos y personajes. Lo bueno de estas manualidades infantiles es que la nieve artificial hecha con cualquiera de estas recetas se puede preservar en un recipiente hermético por muchos meses.

Cómo hacer nieve artificial con almidón de maíz y espuma de afeitado

Se trata sencillamente de entremezclar los 2 ingredientes. Las proporciones son algo variables, dependen de la consistencia de la espuma que hayáis escogido, mas para preparar una cantidad como la que veis en la imagen primordial en la caja verde con el muñeco de nieve (he cogido esta imagen del weblog Modern Parents Messy Kids), precisaréis 2 cajas de Maizena (almidón de maíz) y prácticamente todo el contenido de una espuma de afeitado. Tened presente que al entremezclar debemos conseguir una nieve que se compacte cuando la apretamos, mas que no quede como una plastilina sino más bien suelta, precisamente como es la nieve de veras. Elegid una espuma de afeitado para pieles sensibles a fin de que sea frágil sobre la piel de los pequeños.

Cómo hacer nieve artificial con bicarbonato de sodio y espuma de afeitado

 

Esta nieve artificial se efectúa de exactamente la misma forma que la receta precedente con exactamente las mismas proporciones entre bicarbonato de sodio y espuma de afeitado. La diferencia radica en que con esta nieve se puede hacer un pequeño experimento, merced al bicarbonato: una vez que los peques se hayan agotado de jugar con la nieve, podemos echarle un ‟líquido mágico” que la disuelva creando una espuma de lo más divertida… ¡vinagre! Podemos dar a los pequeños un pulverizador con vinagre blanco a fin de que rocíen con él la nieve o bien un recipiente pequeño con vinagre a fin de que echen dentro bolas de nieve y vean la reacción que se produce… ¡desvariarán! Es exactamente la misma reacción que hemos visto en los volcanes caserosque os enseñamos a hacer hace cierto tiempo.

Cómo hacer nieve artificial con bicarbonato de sodio y acondicionador de pelo

 

En este caso sustituiremos la espuma de afeitado por acondicionador de pelo; la textura final de la nieve artificial será más compacta, si se quiere menos similar a la nieve de veras ¡mas igualmente entretenida! En un caso así usaremos tres unas partes de bicarbonato de sodio y 1/2 una parte de acondicionador, mas las proporciones pueden cambiar en dependencia de la consistencia del acondicionador que utilicéis, con lo que os sugiero ir añadiendo este último poco a poco, probando hasta conseguir la consistencia de la que charlábamos al comienzo.

 

¿Qué os semeja esta manualidad infantil? ¡De pequeña me hubiese encantado poder jugar con la nieve en casa! Además de esto seguro que tenéis los materiales en casa… ¿y si hacemos un muñeco de nieve?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.