De qué forma hacer esgrafiado con tinta china

Seguro que de pequeños habéis visto o bien hecho alguna vez un dibujo con la técnica del esgrafiado. ¡Es muy amena! ¿Os agradaría hacerla con vuestros peques? Os enseñamos esta fantástica técnica de manualidades para pequeños, ¡esgrafiado con y sin tinta china!

A los peques les chifla ir descubriendo los colores conforme rayan sobre la superficie negra, y el resultado es siempre y en toda circunstancia increíble. ¿Recordáis de qué manera se hace el esgrafiado? Os explicamos punto por punto de qué manera hacer esta manualidad infantil ¡utilizando tinta china o bien témperas!

El esgrafiado tradicional se hace con ceras y tinta china negra, si bien vamos a ver asimismo de qué manera hacerlo utilizando témpera. Cada material tiene sus pro y sus contra: la tinta china cubre más de manera rápida, con una sola mano, y la capa de negro resulta más intensa y pareja, mas es más cara, generalmente no la tenemos en casa, mácula más y en ocasiones resulta más bastante difícil rasparla, por el hecho de que se adhiere más al color. Las témperas son más opacas y hay que dar múltiples manos a fin de que cubra, mas seguro que las tenéis en casa, no manchan, y el raspado resulta más fácil.

Hechas estas aclaraciones anteriores, ¡os enseñamos de qué forma hacer estas estupendas y fáciles manualidades para pequeños!

Materiales necesarios

  • Hojas de papel grueso
  • ceras de calidad o bien pasteles al óleo
  • tinta china o bien témpera
  • pinceles o bien rodillo
  • talco (solo si empleáis tinta china)
  • 1 o bien dos gotas de jabón para platos (solo si empleáis témperas)
  • elementos para raspar: palillos, cuchases de plástico, bolis sin tinta, etc.

Manualidades infantiles, de qué forma hacer esgrafiado

Esta técnica es sencillísima, mas requiere un poco de paciencia de una parte de los peques, en tanto que hay que cubrir toda la hoja con las ceras. De ahí que esta técnica es recomendada para los peques desde cuatro años, si bien si los vuestros son más pequeños y pensáis que no se aburrirán coloreando por un rato largo, ¡adelante! Asimismo podéis dar la hoja ya lista a los más pequeños, a fin de que solo deban rayar.

En la imagen de acá arriba vemos que han pegado las hojas a la mesa, creando un marco, mas esto no es preciso, si bien queda realmente bonito entonces. Utilizad hojas pequeñas, a fin de que los pequeños no se fatiguen de colorear.

Lo primero va a ser cubrir toda la hoja de color, cuanto más pequeñas sean las máculas de cada color, más bonito va a ser el resultado. Cuando tenemos la hoja coloreada, debemos cubrirla con el negro. Si utilizáis tinta china, ya antes de pasarla echad un tanto de talco sobre la hoja y distribuidlo con la mano, suprimiendo el sobrante. Esto sirve a fin de que la tinta no resbale tanto sobre la cera. Si utilizáis témpera, mezcladla con 1 o bien dos gotas de jabón para platos. Con un rodillo o bien pincel, extendemos el negro cubriendo toda la hoja. Si empleáis témperas, es posible que debáis dar dos o bien tres manos. Dejamos secar.

Ahora llega la parte más amena. Con las herramientas que tengamos para rayar, empezamos a dibujar haciendo un tanto de presión, raspando de este modo la capa negra, y haciendo surgir el tono de las ceras. Si raspamos demasiado fuerte asimismo quitaremos la capa de cera, con lo que debéis probar la presión justa. Cada herramienta va a dejar un trazo diferente: con los palillos de dientes podemos hacer líneas finas, con la cuchase más gruesas, etc.

El resultado final de estas manualidades infantiles es siempre y en todo momento sorprendente y bello. ¿No os semeja? Si os agrada probar técnicas creativas con los peques, no os perdáis nuestro punto por punto para hacer papel de aguasy nuestra pintura de relieve casera.

Imagen primordial vía Eighteen25

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *