Cómo hacer un vestido multiposición para cualquier ocasión

Un vestido es una parte fundamental en el vestuario de una mujer, por lo que es necesario que tenga por lo menos uno que pueda adaptarse a diversas ocasiones. Si eres de las que no siente especial interés en los vestidos, lo mejor es que te decidas por uno que puedas arreglar de forma personalizada para cada situación.

Una alternativa que debes estudiar con cuidado es la de un vestido multiposición, ya que podrás ponértelo como quieras en cada momento. Además, para ayudarte a decidirte, hoy te hablaremos un poco sobre ellos, dándote las indicaciones para que lo hagas tu misma.

 

Vestido multiposición

Una de las principales ventajas de contar con este tipo de vestimenta es la variedad de formatos que puedes lucir con solo posicionar de forma distinta sus tiras. Esto permite que puedas lucir looks totalmente diferentes con la misma prenda.

Un vestido que puede llegar a ser una gran adición para tu guardarropa, destacará tu figura y estarás muy guapa en cada situación en la que lo lleves.

 

Cómo hacer un vestido multiposición

Lo principal es contar con un patrón del vestido, el cual indica que la falda debe medir unos 75 cm, aunque también depende del largo que quieras que tenga el mismo. Recuerda que la parte baja debe tener un corte redondeado y que la parte alta dependerá de tus medidas. Si lo deseas más corto, podrás quitarle algunos centímetros, mientras que si lo quieres más largo, con adicionar algunos centímetros tendrás.

Por otro lado, las tiras superiores deben contar con un ancho de 20 cm y 150 cm de largo, dándote mucho espacio para dejar volar tu imaginación.

 

Materiales

Para esta creación necesitarás tela de género elástico y con caída, para que puedas lucir la falda de la manera adecuada. También, es importante que cuentes con elástico o goma para el ajuste del vestido.

 

Procedimiento del vestido multiposición

Una vez tengas las piezas de tela cortadas según el patrón, doble para la falda y única para las tiras, deberás unir los laterales de la falda para crear su forma. Posteriormente, pon el elástico o goma alrededor de la cintura, para un mejor ajuste de la tela a la forma de tu cuerpo. Asimismo, une las tiras a la falda, cuidando que los detalles no se noten demasiado.

Cuando el vestido esté listo, con todas sus partes donde deben ir, podrás decorarlo con piedras, flores o los detalles que mejor te parezcan para darle un aspecto mucho más bonito.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]