Arena mágica casera

Ya queda muy poco para la primavera! Y todavía quedan unos meses para el verano, el sol, la playa, las vacaciones… Y es que, el día de hoy te planteo una manualidad infantil que, cuando la hacemos en casa, a mi me recuerda a esta temporada del año. Enseguida te explico por qué razón. Mas ya antes, permíteme contarte que el día de hoy vamos a realizar arena mágica casera, asimismo famosa como arena cinética o bien arena de la luna.
La arena mágica casera es una de estas manualidades para pequeños que se pueden realizar durante todo el año.

¡Ya queda muy poco para la primavera! Y todavía quedan unos meses para el verano, el sol, la playa, las vacaciones… Y es que, el día de hoy te planteo una manualidad infantil que, cuando la hacemos en casa, a mi me recuerda a esta temporada del año. Enseguida te explico por qué razón. Mas ya antes, permíteme contarte que el día de hoy vamos a realizar arena mágica casera, asimismo famosa como arena cinética o bien arena de la luna.
La arena mágica casera es una de estas manualidades para pequeños que se pueden realizar durante todo el año. No obstante, me transporta mentalmente al verano, pues me recuerda mucho a la arena de playa mojada. Cuando la tengas entre tus manos, vas a saber de lo que te hablo. La textura es muy afín, y nos deja hacer formas consistentes, mas que al unísono se pueden romper tan solo con un dedo.
La arena mágica casera es una manualidad infantil que se puede amoldar a pequeños de todas y cada una de las edades.
– Harina.
– Aceite de girasol (asimismo puedes utilizar aceite vegetal o bien aceite de bebé).
– Colorantes alimenticios en gel (Como ya habrás visto en otras manualidades, empleamos estos, que cunden bastante y vienen los 4 colores primarios).
– Una cuchara sopera.
– Un bol.
– cuatro platos de plástico.
– Guantes de látex o bien vinilo.
– Una caja reciclada de otra cosa o bien afín, que la utilizaremos como recipiente para guardar la arena.
ELABORACIÓN:
1. En un bol, echamos ocho cucharadas soperas de harina y dos de aceite de girasol. Después, removemos con la cuchara hasta el momento en que se mezcle todo bien. Si bien os recomiendo que os lavéis bien las manos y acabéis de manipular la mezcla con ellas. Con esta medida a mi me quedó la arena perfecta. Mas, si ha quedado un tanto seca, agregaremos un chorrito de aceite y volveremos a entremezclar. Si por contra, ha quedado olegiaginosa, vamos a echar un tanto más de harina.
2.¿De qué forma vamos a saber en qué momento está ya lista? Puesto que, en el momento en que nos de la sensación de que tenemos arena de playa húmeda en las manos quiere decir que nuestra mezcla ha llegado a su instante inmejorable. Ya está ya lista. En suma, debemos observar que al manipularla se forma una masa compacta. Mas, que se deshace con sencillez al tocarla un tanto con los dedos.
3. Ya esta lista la arena mágica casera. Mas, si deseamos darle diferentes colores, debemos ir mezclándola separadamente con los diferentes tonos de colorante alimenticio.

¿De qué manera lo he hecho ? He cogido la arena y la he repartido en 3 platos de plástico de un solo uso. Después, me he puesto los guantes de látex o bien vinilo (un par por cada color) y he mezclado la arena con el colorante alimenticio. Los guantes son precisos al comienzo, para no mancharnos las manos. Mas, cuando ya está bien integrada la mezcla, no mácula. En mi caso, he teñido la arena de azul, de verde y de rosa.
Y… ¡ya tenemos lista la arena mágica casera de colores! Y asimismo, dispuesta para que los peques jueguen con ella. Puedes emplear una caja reciclada para guardarla.
¿Qué pueden hacer los pequeños con la arena mágica casera? Puesto que, manipularla y gozar su textura. Asimismo, pueden emplear moldes y hacer figuras con ella. En este último caso, se pueden usar los que acostumbran a venir con el cubo y la zapa, o bien los que empleamos para hacer galletas. De igual modo que hacemos en la playa, introducimos la arena en el molde y al darlo la vuelta logramos formas entretenidas. Asimismo, podemos hacer figuras sin moldes dejando que los peques den brida suelta a su imaginación y inventiva.
Otra actividad que podemos efectuar con los pequeños usando la arena mágica es redactar sobre ella letras y números, o bien hacer trazos. Aun, podemos, dibujarlos anteriormente en un papel, a fin de que los pequeños, por imitación, aprendan a hacerlo sobre la arena.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]